Buscar
  • THA

La importancia de las habilidades blandas en las búsquedas laborales

Para conseguir un trabajo o para crecer en el mundo laboral toman cada vez más protagonismo las denominadas competencias blandas, siendo muchas veces mejor valoradas incluso que las habilidades duras o técnicas.

“Se refieren a la capacidad de relacionarse con los demás y con uno mismo, en un contexto determinado. Son intangibles, competencias que hacen a la condición humana. Si bien las tenemos incorporadas, también se desarrollan de manera consciente. Son blandas o soft porque justamente pueden aprenderse. Son plásticas”, explica Andrea Queruz Chemes, especialista en Psicología Corporativa.

Según un informe de Linkedin, la creatividad, la persuasión, la colaboración, la adaptabilidad al cambio y el manejo del tiempo están entre las habilidades más demandadas. Además, el 57 por ciento de los puestos senior consultados por esta plataforma valoraron estas características por encima de las habilidades duras o técnicas.

Daniel Goleman, psicólogo y periodista científico que escribió durante años en New York Times sobre las ciencias del comportamiento, agrupa a las capacidades personales en tres categorías: “Las habilidades puramente técnicas; las capacidades cognitivas como el razonamiento analítico y las competencias que son reflejo de la inteligencia emocional, como la capacidad de trabajar en equipo y la eficiencia para dirigir un proceso de cambio”.

Por su parte, el neurocientífico Facundo Manes sostiene que la gente que tiene más inteligencia social o emocional generalmente tiene mayor liderazgo que la gente que tiene más coeficiente intelectual.


En sintonía con los otros


Un título universitario, una especialización o años de experiencia no garantizan que alguien sea el mejor candidato para un puesto laboral. “Con el conocimiento solo, con las competencias hard, no hacemos nada. Es necesaria la capacidad de comunicar, de transferir experiencias. Y eso se logra en la relación con los otros. Es la única forma de construir a partir de la diversidad y potenciarnos”, indica Queruz Chemes.

De esta manera, las competencias blandas van a incidir en la relación con un superior, con un cliente o con un grupo. Lo primero, desde la mirada de Goleman, es comprender las propias emociones, las debilidades y en una especie de “conversación interior”, aprender a manejar los impulsos. Son más eficientes a la hora de relacionarse con los demás aquellos que logran controlar sus emociones y demostrar empatía.

Una mención especial merece el buen humor. Los estados de ánimo positivos hacen que la gente sienta más confianza para alcanzar un objetivo, fomentan la creatividad, la capacidad de tomar decisiones y predisponen a ayudar. En su libro sobre liderazgo, Goleman cuenta además que las risas son “un termómetro de la temperatura emocional” de un equipo. Indican que la gente tiene una conexión de corazón, además de mental. Una buena carcajada es una muestra de confianza.

De cara al 2020, el Foro Económico Mundial publicó un informe titulado, “El futuro del trabajo” en el que detalla las capacidades que serán valoradas entre quienes ingresen al mercado laboral: Resolución de problemas complejos

- Pensamiento crítico

- Creatividad

- Liderazgo

- Capacidad de coordinación

- Inteligencia emocional

- Juicio y toma de decisiones

- Sentido de servicio

- Negociación

- Flexibilidad cognitiva

Cabe señalar que cada persona capitaliza de manera diferente estas habilidades y el aprendizaje se renueva.




Fuente: https://www.lavoz.com.ar/numero-cero/habilidades-blandas-por-que-seran-clave-en-busquedas-laborales#_=_

13 vistas

Contáctenos

Síganos
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
ENVIAR CV.png