Buscar
  • THA

Nueva realidad, nuevas perspectivas IT… Dónde están nuestras empresas y nosotros?

Si hay algo en que coinciden la gran mayoría de las publicaciones sobre el papel de IT en la era del COVID 19, es en que la respuesta de los países a la realidad del virus y las restricciones que han puesto sobre el mundo empresarial y sobre la sociedad en general, han sido grandes impulsadores de los procesos de Transformación Digital empresarial.


Iniciando con los pasos obligatorios para sobrevivir, que anteriormente habían tenido una adopción parcial, las empresas enviaron a la mayoría de sus trabajadores a laborar en forma remota, las herramientas de colaboración se volvieron “la norma” y procesos que antes requerían presencia física debieron empezar a operar en forma remota en un muy corto tiempo. En una segunda fase las organizaciones repensaron y alinearon sus procesos y herramientas de acuerdo con lo que el nuevo ritmo del mercado priorizaba, centrados en sus clientes, y para ello se apoyaron en TI buscando los canales más adecuados para no solo “sobrevivir” sino sacar ventaja de la situación, la telemedicina, el avance del ecommerce en todas sus modalidades, las nuevas apps son ejemplo de ello. Muchas están ahora buscando redefinirse pensando en el “Nuevo Normal” y en el mediano plazo buscando cuáles son sus reales fortalezas como negocio, en qué forma pueden sacar partido a ellas mirando siempre como aprender más del cliente y cómo reforzarlas con las tecnologías exponenciales como Cloud, ML, AI, AR que se han empoderado mucho en este tiempo. Hasta el punto de cambiar en algunos casos la esencia del negocio o de algunos de sus frentes actuales por las presiones tanto del “Nuevo Normal” como de las empresas disruptoras que ya venían generando presión sobre los mercados. Nada más parecido a las definiciones clásicas de las metodologías de Transformación Digital (MIT, Weill y Woerner entre otros).


Simplemente no hubo opción. El mundo empresarial no pudo “desatender” las instrucciones de los gobiernos y los entes gremiales. En contra de muchas culturas tradicionales organizacionales y, especialmente de la sensación de pérdida de control, las organizaciones tuvieron que migrar mayoritariamente a teletrabajo. Empresas consultoras de mucha talla como McKinsey envían mensajes con perspectivas de 90 días de trabajo para rediseñar el rumbo de las empresas apoyados en tecnologías exponenciales en cada uno de los 3 sprints de 30 días. Creo que son ciclos cuyo número de días depende más de los ciclos del negocio y que no son fijos. Otras como BCG enfatizan en la redefinición profunda que puede hacer la tecnología de estos nuevos mercados y en como puede la tecnología aportan en los nuevos retos de empresas dedicadas a la biotecnología en nuestra actual realidad (The COVID-19 Recovery McKinsey, BCG How Deep Tech can shape the new reality)


Hay centros de pensamiento exponencial como Singularity University /OpenExO que retan tanto a las empresas constituidas como a los emprendedores a definir su “moon shot”, a no perder la perspectiva de para dónde van, de cómo quieren ser en 10 años, promoviendo que en paralelo se definan e implementen acciones a corto y mediano plazo que permitan avanzar en la búsqueda de ese gran proyecto... en este “Nuevo Normal”. Este tipo de centros de pensamiento ven en el COVID 19 un “reset” del mundo empresarial (y de la sociedad en general), lo ven como una oportunidad para reforzar que los conceptos de innovación y diseño deben ser “el nuevo normal” en toda la organización. Y para ello nos proponen estrategias como la Biomimesis que ha estado presente en muchos avances de la humanidad, nos retan a ver las fortalezas que tiene este virus y otros entes de la naturaleza y a cómo incorporarlas en la innovación de productos, procesos y negocios para ser “exitoso”, aprender de ellas en el nuevo camino de las empresas. (ExO World digital Summit, Singularity COVID-19 The State & Future of Pandemics)


En el plano práctico muchas de las organizaciones de nuestros países definieron su “cuarto de guerra” diario para revisar el panorama del día y tomar acciones inmediatas, especialmente al inicio de la crisis. Otras, además de este escenario están haciendo caso a tener en paralelo un “cuarto permanente de innovación” en donde también participan directivos de todas las áreas para diseñar ese futuro que se nos vino encima. Las empresas de nuestros países se están adaptando.


De los muchas webinars que he visto y artículos publicados sobre el tema, destaco el papel protagónico de la llave HR/TI que se vislumbra como CLAVE para la mayoría en el proceso de “redefinir la operación”. Las empresas tuvieron que trasladar grandes fuerzas laborales al trabajo remoto para lo cual las herramientas TI son fundamentales, y esa estrategia no tendría ninguna utilidad sin las áreas de HR que definieron guías de manejo de cambio, perfiles de trabajadores, necesidades técnicas y humanas. Un manejo del cambio acelerado. Una combinación de tecnologías duras y blandas para dar pasos más grandes sin perder el centro en lo realmente valioso. 


Carlota Mojica

CIO Líder del Cambio Tecnológico Organizacional




4 vistas

Contáctenos

Síganos
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

Copyright 2020 - Todos los derechos reservados

ENVIAR CV.png